¡Atención! Este sitio usa cookies.

Si no cambia la configuración de su navegador, acepta su uso.

Acepto

CLUB CICLISTA

LA CAROLINA

Menú Navegación

 

Como si de un coche se tratase, nuestras preciadas bicicletas requieren ser revisadas periódicamente para que nos permita disfrutar con seguridad de nuestro hobby; o para que no nos fastidie la ruta del día con ruiditos y molestos fallos.

 

Algunos de estos puntos clave podrás revisarlos tú mismo, pero para el mantenimiento de otros necesitarás acudir a tu tienda de confianza.

Para empezar vamos a tratar uno de los temas más comunes en nuestra MTB, y de los que más frecuentemente hay que revisar:

 

 

Las Cubiertas y Cámaras MTB:

 

Son las encargadas de mantener el contacto de la bicicleta con el suelo. De su buen estado depende nuestra seguridad, comodidad de rodadura, eficacia y sensaciones.

 

Cubierta MTB Correcta

 

 

Antes de cada salida debemos revisar la presión de las cubiertas, atendiendo al tipo de ruta que vamos a realizar, estilo de conducción, peso, climatología, etc. Altas presiones ofrecen menos resistencia a la rodadura y menos posibilidades de dar un pellizco a la cámara; mientras que bajas presiones ofrecen un mayor confort de marcha, absorción de impactos y mejor agarre en condiciones off-road. En cualquier caso, debemos mantener la presión dentro de los límites indicados por la cubierta, o la llanta.

 

Presión Rueda

 

Pero es necesario además llevar un control de otros parámetros, como la profundidad del taco, su degradación, posibles cortes en los flancos, cristalización de la goma, etc.

 

Cubierta gastada

 

Si usamos cubiertas tubeless ready, tendremos que rellenar el líquido de vez en cuando; mientras que si usamos cámaras habrá que preocuparse del buen estado de estas. Algunas cubiertas tubeless no necesitan líquido ni cámaras. Para comprobar si hay líquido tubeless bastará con destalonar un lateral de la cubierta y mirarlo, aunque también podemos mover la rueda y escuchar el ruido del líquido al moverse. También será importante comprobar que el fondo de llanta es estanco, y que la válvula está apretada contra la llanta para que no se produzcan fugas por las cabecillas de los radios.

 

Cubiertas Tubeless

 

Otro elemento que conviene revisar es la válvula de aire. Tanto si son “presta” (finas) o “schrader” (anchas), estas suelen atorarse si usamos líquido tubeless o antipinchazos. Si durante el inflado notamos que cuesta mucha introducir el aire, podemos desmontar el obús y quitar los restos secos de líquido, o bien cambiar la válvula entera (o la cámara si no usamos tubeless). Si optamos por cambiar el obús, existen llaves específicas para cada tipo de válvula.

 

Válvula Presta Válvula Schrader

 

Aquí terminamos el artículo por hoy. Supongo que era conocido por muchos, pero quizás algún matiz fuera desconocido y de utilidad para otros. Quedan pendientes asuntos como reparación de pinchazos, cambio de cubiertas, líquidos antipinchazos, etc. También podemos tocar el tema de la elección de cubiertas, aunque esto es algo muy subjetivo. Hablaremos de estas cosas en otros artículos.

 

Escribo este artículo desde la experiencia de un aficionado, por lo tanto cualquier aportación o corrección por parte de los lectores será bienvenida y compartida si procede.  Mi inexperiencia en carretera me impide tocar esta rama del ciclismo, por lo que animo a los más experimentados a que me hagan llegar sus trucos y consejos para publicarlos.

 

¡Un saludo bikers!

Login & Noticias